Los lazos de Roöstik con las tierras de la Argentina vienen no sólo de haber nacido allí, sino también del sentimiento de orgullo por la recuperación de técnicas ancestrales recuperadas poco a poco, que consiguen mantener en zonas de una belleza excepcional a comunidades comprometidas con su tradición.

Nna de estas zonas es la Quebrada de Humahuaca, una zona árida de belleza paisajística y rica en patrimonio cultural, que se evidencia en las localidades que la jalonan de sur a norte: Bárcena, Volcán, Purmamarca –donde se destaca el Cerro de los Siete Colores–, Maimará, Tilcara -donde se encuentra el Pucará de nombre homónimo-. Perchel, Huacalera, Uquía, Humahuaca y Tres Cruces.

Es una zona de montaña, dura y hermosa, donde las condiciones climáticas hacen que el invierno, fresco y seco, sea la estación ideal para visitarla.


Por el suroeste y por el sur, la Quebrada de Humahuaca desciende en altitud y se relaciona a través de valles intermedios como el de Lerma, con la Quebrada del Toro que desciende desde el Oeste (es decir desde el Altiplano) y con los también célebres Valles Calchaquíes.

¿De donde viene el nombre?

La versión más aceptada para "Humahuaca" hace referencia al nombre de los Omaguaca, la etnia local que habitaba la región. La autodenominación de tal etnia aún es de difícil verificación, aunque tradicionalmente se relaciona con el conjunto arawak, quizá uan mutación fonética del mismo término arawak ya que la etnia omaguaca fue el producto de un mestizaje entre los chané con los lickanantai, chichas y paziocas (o "calchaquies").

Una segunda versión atribuye el nombre al idioma runa simi (quechua) en la forma: huma-uaka, dándole el significado de "cabeza" (huma) y "tesoro" (uaka, huaka). No obstante, se observa que la denominación huaca, guaca, huakka para tesoro es posthispánica en la región y deriva del quechua huakcha: solitario, huérfano, alguien fuera de la circulación social-parental del ayllu; de modo que aunque existe una paronomasia, esta no resulta enteramente satisfactoria.

También existe otro significado de Humahuaca: "cabeza" (huma) y "llorar" (waqay); por ende la traducción indicaría "cabeza que llora". Algunos historiadores sostienen que el nombre hace referencia al lugar de enterratorios de cabezas o sepulcro de cabezas destacadas.

Historia y Cultura de la Quebrada

La Quebrada de Humahuaca había sido declarada Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad en julio de 2003 por la Unesco, por ser una combinación de maravillosos paisajes, los numerosos caseríos, pueblos y ciudades que conservan muchos vestigios precolombinos y coloniales, como así también su milenaria cultura omaguaca. También hay sitios como el paraje de «Inca Cueva» (nombre relativamente moderno) donde se hallaron señales (petroglifos, piedras talladas, etc.) cuya antigüedad se estima en 10 milenios.

En la Quebrada de Humahuaca, todavía existen los quechuas descendientes de los antiguos pobladores, autodenominados pueblos originarios, y habitan coexistiendo con la naturaleza, la PachaMama (Madre Tierra), el dios del trueno, el rayo y todos los seres vivos a los cuales respetan. Gracias a que mantuvieron su cultura pese a que los invasores Incas intentaron convertirles en servidores de la suya del dios del Sol.

Fue escenario de muchos combates librados durante la guerra de la Independencia y durante la guerra ante la invasión de la confederación Peruano-Boliviana.

Entre sus atractivos está el monolito que indica el cruce del Trópico de Capricornio y el Pucará de Tilcara, fortificación construida por los primitivos pobladores erigida en la cima de las montañas.

Actualmente muchos de estos aspectos pasan desapercibidos, los pueblos originarios antes mencionados se encuentran en un continuo conflicto con el gobierno provincial reclamando la tierra que alguna vez le perteneció a sus antepasados.

¿Quieres saber más sobre la Quebrada? Visita la página de la Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Quebrada_de_Humahuaca